EL VIDRIO

 

Transformar la luz en arte es el objetivo de los maestros vidrieros.  En parte, el arte completa lo que la naturaleza no puede elaborar y, en parte, imita a la naturaleza”

 

Sin luz no hay nada. Junto al agua y el oxígeno, puede decirse que es uno de los elementos básicos que la naturaleza pone al servicio de todos los organismos vivos, y por ende del hombre, para asegurar su supervivencia y evolución.

 

La nobleza del vidrio reside en un conjunto de cualidades entre las cuales destaca la permeabilidad a la luz por su transparencia óptica, la cual permite la entrada de la luz natural en nuestras edificaciones.

 

Destaca también la resistencia, que nos permitirá utilizarlo como material de construcción asegurando su seguridad física anti-impactos, para la ejecución de vitrinas antirrobo.

 

Químicamente inerte, su degradación por la exposición a los elementos es muy reducida, lo que hace que mantenga sus propiedades con el paso del tiempo.

 

El vidrio artificial se obtiene por cocción a 1500º de sílice, carbonato de sodio y caliza, materia prima abundante, su extracción es sencilla y no contaminante y su degradación química no produce lixiviados.

 

De fabricación sencilla y con un óptimo reciclado, nos permite su empleo con una infinidad de acabados y terminaciones. Por todas estas características y por su adaptabilidad en la combinación con el resto de materiales, el vidrio es un material ideal para decorar nuestras edificaciones y permitir la visión y la entrada de luz entre el exterior y el interior de nuestros hogares

Aviso Legal